Una librería completa ocuparía aprox. 5 discos duros externos. Es decir, podrías meterla toda en tu cartera. Pero hay un gusto especial en pasear la vista por los libros en los anaqueles. A diferencia de navegar monótonamente por internet. En las librerías o bibliotecas ocurren inexplicables flechazos. Como si estas obras fueran un oráculo asignado para ti, o algún cofre de los secretos. Y aunque todavía pierdo mucho la concentración leyendo, no dejo de adquirir libros. Me sigo enamorando de títulos, pastas, colores. Es inexplicable. La información es la meta, pero el camino a ella siempre debe ser una historia de amor. Busca flecharte. Si no, como todo en la vida, se olvida.

Pedro Suárez Vertiz (via entreletrasycafeina)

(vía entreletrasycafeina)

No es lo que se dice, es cómo se dice, no es la lengua, es la palabra. Siempre he pensado que la mejor desnudez que un hombre puede apreciar de una mujer es su boca sin palabras porque la ropa te la quita cualquiera, pero no todos los hombres tienen la capacidad de dejarte sin palabras, sin argumentos y con la imaginación alborotada. El sexo, el amor y hasta el odio se reducen a palabras; a la capacidad de seducir, convencer y destruir a alguien sin ponerle si quiera la mano encima.

Según Víctor De La Hoz aquel que no pueda hacerle el amor a una mujer con palabras nunca podrá llamarse poeta, y yo no podría estar más de acuerdo con tan elocuente frase.

Confieso ser fanática de los ¨poetas eróticos¨ esos hombres capaces de hacerte el amor con palabras, acelerar tu pulso hasta el punto más alto y provocarte un orgasmo visual. Hombres que con una sola palabra te deslumbran y hacen que lo erótico suene perverso y excitante sin caer en lo vulgar u ofensivo. Son capaces de jugar con tu imaginación haciendo crecer el deseo en ti y crearte la necesidad de querer probar ese infierno con sabor a cielo del que tanto hablan.

Sus escritos te hacen ver el mundo de manera diferente y creer que todo es posible, que no existe el amor y la pasión con medidas o restricciones, que las cosas van más allá de lo superficial y que todo se trata de sentir y provocar cosas.

Usted, mi poeta favorito se puede imaginar, pero jamás sabrá del poder que ejercen sus palabras sobre mí, la cantidad de pensamientos lujuriosos que me provoca y la constante excitación en la que me encuentro sumergida al leerlo o recordar uno de sus escritos.

Siempre viviré con la incertidumbre de saber si son o no para mí, pero el en fondo no me importa porque he sido seducida por el escritor, no por la musa, y aunque nunca llegue a inspirar tantas fantasías en alguien como usted, me deleito con ellas, y sepa que mientras tenga ojos y usted me lo permita jamás dejaré de leerlo.

Poetas, Karina Montero. (via m2karina)

(vía somosletras)

Duele, si, y seguirá doliendo. Duele inmensamente, pero lograré acostumbrarme a vivir con ello, como quien va jalando un lastre arrastrando una carga gigantesca que aunque hace que mi andar se vuelva lento y me exige que haga un gran esfuerzo, no impide que continue adelante con mi camino por la vida

Thoughts & feelings

Me gustaría rebloguear los momentos felices para vivirlos una y otra vez, ignorar los malos, que me siga la felicidad y no el dolor,
Quisiera poder enviarle un ask a la vida para que me conteste todos aquellos interrogantes que no puedo responderme… y estoy tan cansada de todo que muchas veces quiero desconectarme de la existencia pero sigo en su dash esperando que aún me sorprenda con algo bonito.

Metáforas virtuales - Alma de Colibrí (via alma-de-colibri)

(vía lokamentefelizz)

Me sabes a lluvia con chocolate
A los recuerdos de una mañana sin fin
Al café que se torna frío en la mesa
Al beso ausente y la mirada perdida

Me sabes recuerdos bañados en lágrimas y sonrisas:
A lo que prometemos ser y terminamos dando la peor versión
Al cuento eterno de buscarnos los defectos
A las madrugadas perdidas en sábanas.

Me sabes a todo lo bueno y lo malo que llevo adentro
A ese pequeño ser inmutable que se convierte en mi verdugo
A las palabras precisas y al tiempo mundo
Al cielo y al infierno que toco con tus manos

Me sabes a todos los ritmos.
A las melodías que se me escapan por la boca
Al silencio atronador de la calle.

Me sabes a todo lo que puedo desconocer y conocer en la vida
Y aún de esta forma: No puedo conocer mejor salvación que tus abrazos a media noche.

Café para la Luna. Daniela Arboleda. (via palabrasenpastillas)

(vía lokamentefelizz)